Enero17

viernes, 8 de marzo de 2013

Un cuentito...para pensar

Un cartero se metió con su bicicleta por un prado para acortar el camino y alguien que pasaba cerca, vio que un toro salió raudamente a perseguir al cartero. Después de pasar por muchos apuros, consiguió ponerse a salvo. 




El caminante, que se había detenido a ver la escena le dijo: “-se salvó raspando, por poco lo agarra-” y el cartero contestó: “-como todos los días-”.
La reflexión de Anthony de Mello es: la gente no está dispuesta a renunciar a sus celos y preocupaciones porque las emociones negativas con sus punzadas, les dan la sensación de estar “vivos”.