Enero17

miércoles, 24 de julio de 2013

No es teoría conspirativa es AMOR

Escribir en contra de los que enarbolan la bandera del poder de la mente, la fe y el amor es convertirse en villano. 
Creer no es crear. Y no importa que desees algo con todas tus fuerzas, el universo permanecerá indiferente.  Millones de personas en el mundo que no tienen comida,  viven en medio de una guerra o esclavitud. 
¿Crees que esas personas no desean con todas sus fuerzas un poco de comida, pasar una noche sin el temor de que les estalle una granada de fragmentación encima, o un día de libertad?
Solo una persona horrible supone que los sufrientes, no salen de su estado porque no tienen fe ni lo desean suficientemente o no aprendieron a amar de la forma “adecuada”.
Algunos gurús, que venden mucho, producen personas arrogantes al hacerlas creer que el universo está preocupado por sus deseos.
La única forma en que tus deseos y  plasmen  es SI TE IMPULSAN A ACTUAR, y ni siquiera eso es garantía de que lo lograrás.  El mundo es un lugar peligroso, obscuro e incierto de lo que quisiéramos, y si queremos hacer de él un mundo mejor, las buenas intenciones, las palabras bonitas y las “buenas vibras” no serán suficientes ES IMPORTANTE ACTUAR.
Para lograrlo necesitamos comprender la causa de nuestros problemas e inventar formas de solucionarlos. La mala noticia es que no hay mantra, técnica demeditación profunda, cadena de oración, consigna u oración rimada ni líder espiritual que sirva para esa tarea pues solo puede mitigar el dolor y no cambiar la situación. La buena noticia es que la razón, el trabajo duro y la cooperación entre seres humanos han demostrado repetidamente que son perfectamente capaces de tomar ese lugar.
Si queremos comprender las causas y encontrar las respuestas al dolor humano, primero debemos superar  la idea de que el conocimiento es algo relativo y cada persona tiene su verdad. Cada persona tiene su opinión, su percepción de los hechos filtrada a través de sus expectativas y de sus prejuicios; Pero los hechos son independientes de esa opinión.
Estas ideas han puesto a especies enteras al borde de la extinción,  ayudado a tiranías a perpetuarse,  causado destrucción, enfermedad, muerte y sufrimiento.
Tienes derecho al solipsismo (pretender que nada en el mundo está por encima de tus pensamientos o creencias)  Pero no esperes a que te creamos cuando dices que sentándote a meditar has logrado algo más que satisfacer a tu vanidad y a tu ego, ni cuando pretendes darle a los demás sermones acerca de la humildad, y mucho menos puedes esperar a que te tomemos en serio cuando llamas a eso amor, .salvo que seas invalido y tu opción de ayuda es la meditación u oración.

¿Quieres un mundo un poco menos obscuro, menos peligroso, menos incierto del que tenemos ahora? Pero es muy destructivo creer que la fe y el pensamiento mágico lo harán,  no son ideas novedosas, esas, a través de los siglos solo produjeron odio, persecución y sufrimiento.
Al comienzo no tienes que amar a las personas que están a tu alrededor. Basta con que aceptes el hecho de que tienen tanto derecho como tú a existir y a buscar la felicidad, y  no están obligados a hacerlo con tu formula y ninguna de tus creencias, por muy trascendentales que te parezcan, es más importante que ese derecho.
El mundo necesita el amor que tu pregonas, sí. Pero también necesita inteligencia, compasión y mucho, mucho trabajo, porque esas son las cosas que nos permiten modificar un poco, nuestra realidad.
Basado en la Doctrina Espirita.
Pedro.