Enero17

viernes, 30 de agosto de 2013

Curación Espiritual...¿para qué?

Hay mucho escrito y hablado con respecto a las curaciones espirituales, pero ¿que queremos curar cuando hablamos de curación espiritual?
Mas de uno estará pensando obviamente el espíritu, y si es obviamente eso, pero que es el espíritu?
Esa pregunta tiene diversas respuestas según religión, país o idioma que se busque.
Que significa "su" espíritu para usted?
No voy a decirle mi definición de espíritu porque no es lo importante, "su" propia definición deberá bastar.



Mucha gente en nuestra sociedad occidental, esta sometida a una presión tan grande que se siente con un enorme peso sobre los hombros, un ceño adusto, una sonrisa tan esporádica que parece inexistente,

¿Por que pasa esto? Tenemos un estilo de vida mucho mas avanzado que generaciones anteriores, tenemos muchas ayudas para el trabajo diario, se ha aliviado la tarea de la mujer en el hogar, donde todo se compra hecho y congelado, recordamos aquellas épocas donde la abuela pasaba amasando esos riquísimos fideos durante horas y el almuerzo era una ceremonia casi religiosa, vivimos en un mundo donde se privilegia el tiempo bien vivido, pero en realidad vivimos bien ese tiempo ganado?
La salud espiritual de una persona no pasa por su creencia religiosa, no pasa por ser un iluminado, pasa por la actitud con la que se enfrenta la vida, si pasamos compitiendo con nuestro prójimo hasta en el mas mínimo detalle, para probar nuestra "superioridad", denigrando a nuestros compañeros de trabajo frente al superior para verse uno mejor, tratando no de elevarnos nosotros por sobre los demás con bondad y amor, sino hundiendo al resto para sentirnos mas arriba...
Esa actitud es lo que predomina hoy en día, hay que pagar aquella comodidad de la que hablábamos, trabajar la misma cantidad de horas a un ritmo mucho mas intenso que hace 20 años, nos preguntamos cuando vemos a esos ancianos tan vitales, ¿como hacen?la respuesta en bastante obvia ellos vivieron una época mas lenta, tenían objetivos menos vanos que los de hoy en día, no se preocupaban por que modelo de smartphone era mas cool, no se preocupaban por cambiar el auto todos los años, para que si el Falcon dura 100 años???
Aquellas épocas donde los legos en fútbol recitaban de memoria sus equipos predilectos, esas charlas de café, esas reuniones de amigos donde el volumen de la charla no era interrumpido por ningún ringtone cumbiero...
Estos son solo ejemplos de lo que nos esta pasando como sociedad, y hacia donde vamos y a donde queda nuestro espíritu, la sanación espiritual no es algo del momento, es un trabajo arduo en nuestro cerebro y corazón, es aprender a tener un equilibrio entre las situaciones, es aprender la venalidad de las preocupaciones constantes, es dedicar el esfuerzo a lo que nos hace felices, no al revés.