Enero17

lunes, 9 de diciembre de 2013

La bondad y la religión.


La bondad un principio en la religión.


La bondad no tiene opuesto. La mayoría consideramos la bondad como el opuesto de la maldad o del mal, y así, a través de la historia, en todas las culturas, la bondad ha sido considerada como la otra cara de aquello que es violento. Por lo tanto, el hombre siempre ha luchado contra el mal con el fin de ser bueno; pero la bondad no puede manifestarse jamás si existe cualquier forma de violencia o lucha. – Cartas a las Escuelas, Tomo I.





El término bondad hace referencia a uno de los rasgos casi exclusivos y más característicos del ser humano, sólo compartido con algunas especies animales en las cuales, de todos modos, no se hace presente tan notoriamente como en el humano. La bondad es la virtud que permite a un individuo compadecerse de otro y actuar en el beneficio del segundo a fin de otorgarle diversas sensaciones placenteras tales como sentirse feliz, sentirse amado, sentirse seguro, sentirse acompañado, etc.

La bondad es uno de los elementos más importantes de casi todas las religiones, especialmente del Cristianismo. Esta religión basa su filosofía no sólo en el amor y bondad de Dios si no también en el amor y bondad de Jesucristo, su único hijo, para con el resto de los seres humanos. La bondad de Jesús es aquella que hizo entregarse en vida para proteger a los demás humanos. (Por mencionar un ejemplo en las muchas religiones que existen en el mundo)