Enero17

domingo, 16 de febrero de 2014

Historia reflexiva: Agradecimiento.


Uno de los discípulos de Buda se estaba despidiendo de su maestro. 
El discípulo se llamaba Purnakashyapa. Le pregunto a Buda: a donde puedo ir a donde puedo llevar el mensajes?.
Buda le contesto: tú mismo puedes elegir a donde ir. Así que el le dijo iré a la provincia de Suka.
Buda dijo es mejor que cambies de tu elección porque la gente de esa provincia es muy cruel, violenta, dañina y nadie se ha atrevido a ir allí a enseñarle no violencia, amor, compasión.

Permíteme ir allí justo porque nadie ha ido y alguien tiene que ir.

Buda dijo: te haré tres preguntas antes de permitirte ir. Si la gente de esa provincia te insulta, te humilla, ¿Como te sentirás?

- Sentiré que son muy buenos si simplemente me insultan. 
Porque entonces no me están apaleando. Son buena gente, podrían haberme apaleado.

La segunda pregunta: si empiezan a apalearte ¿como te sentirás?

- Sentiré que son muy buena gente. Podrían haberme matado, pero simplemente me están apaleando.

Entonces Budas dijo: ahora la tercera pregunta: si realmente te matan y te asesinan, entonces en el momento en que te estés muriendo. ¿Como te sentirás?

- Me sentiré agradecido a ti y a ellos. Si me matan, me habrán liberado de una vida en la que tantos errores son posibles. Me habrán liberado, así que me sentiré agradecido.

Así es que Buda dijo: ahora puedes ir a cualquier parte. El mundo entero es el cielo para ti. Ahora no hay problema. El mundo es un cielo, así que puedes ir a cualquier parte.