Enero17

martes, 8 de abril de 2014

Percibir fantasmas por su olor peculiar.


La presencia de un fantasma siempre es reconocible, pues muchos videntes, parapsicólogos y todos aquellos investigadores de lo paranormal lo han explicado. El olor de un fantasma es uno de los distintivos más claros de la cercanía de un espíritu.

Pero así como muchos dudan de estos hechos, existen investigaciones científicas en donde se ha demostrado que el olor y la memoria están relacionados. 

El tipo de olor que emiten los fantasmas es particular y depende del mensaje que estos nos quieran transmitir. Muchos son los casos de personas que aseguran haber tenido contacto con familiares o amigos que ya fallecieron. Son estos los que tienen un aroma en particular, pues son aquellos que por lo general visitan a sus conocidos para darles paz, asegurándoles que ya descansan. El más asociado para este tipo de aparición es el olor a flores frescas; rosas, lilas, jazmines, tres diferentes olores que se asocian a un ser querido que falleció hace poco.

Algunos espíritus llevan consigo olores estrechamente relacionados con lo que fueron en vida, como el olor de un cigarro o una pipa, un perfume o colonia, café, etc.Se cree que estos olores son utilizados específicamente por los difuntos para que sus seres queridos sepan que están cerca en los momentos de alegría y de dolor.

Por otra parte, los olores de moho, huevo podrido o de azufre, nos informan de que a menudo los espíritus se encuentran muy tristes o se hallan incómodos en el lugar en el que están. Uno de los misterios que rodean a estos fenómenos paranormales es que a menudo sólo son percibidos por una o dos personas en una habitación, mientras que para los demás pasa desapercibido.

Algunos investigadores creen que los olores no están en el aire, sino más bien que los espíritus manipulan directamente nuestros receptores olfativos.