Enero17

viernes, 5 de septiembre de 2014

¿Donde vamos cuando morimos?



“¿Dónde van las personas cuando mueren?, preguntó una anciana.
Y Menjak le contestó:
¿Dónde va el aire de un globo cuando éste se pincha?
Un globo inflado, es como una persona con vida. Ambos tienen consistencia, en la medida que algo invisible está dentro de algo corpóreo. Cuando el alma entra en el cuerpo, éste cobra forma, adquiere dimensiones, y se produce el fenómeno llamado vida. Cuando el alma abandona el cuerpo, es como un globo que se ha pinchado. El cuerpo va desinflándose hasta desintegrarse. E incluso, si lo piensas bien, te darás cuenta que también los globos van perdiendo aire y fuerza con el tiempo...
La pregunta es…
¿A dónde va ese aire que antes tenía consistencia? ¿Acaso ha muerto?
Ese aire invisible, como lo es el alma…. vuelve a ser UNO con el TODO.
Nada desaparece, nada se pierde, nada muere verdaderamente… es tan solo un cambio de forma, UNA LIBERACIÓN.
Lo más curioso quizá sea que, si nos volvemos más atentos, podremos encontrar rastros de quienes se han ido, unidos en la maravilla de la creación”

~ Daiana Slipak.