Enero17

lunes, 16 de enero de 2017

Ritual de protección para tu casa y tu familia.


Este ritual de protección total para tu hogar  no sólo repele cualquier energía negativa que pueda afectar tu casa y tu familia, sino transmutarlas como un catalizador para convertirla en energía blanca, brillante y positiva que beneficie las tres cosas más importantes que deseamos en la vida:  la salud, el amor y el dinero.


Servirá además de beneficiar estas tres energías de la vida, para crear paz y buen ambiente, beneficiar el trabajo, la comunión de la familia, tener buena actitud positiva, impidiendo que entre cualquier mala vibra. 
Recuerda que un ritual es una práctica para armonizar tus energías, las de tu casa y tu entorno, no estamos hablando de invocar de hacer brujerías ni nada de eso. No creemos en cosas mágicas creemos en que el ser humano es capaz de enfocar sus buenas vibraciones a su favor. 


Qué vas a necesitar:-Un frasco de vidrio o jarra (sin tapa)
-7 monedas
-7 semillas de manzana
-7 piedras pequeñas
-Una piedra extra
-7 pétalos de rosa
-Una vela blanca
-Un poco de romero, salvia o ruda
-Un poco de canela, nuez moscada o albahaca
-cáscaras de ajo
-cáscaras de cebolla
-un poco de arena limpia

Cómo lo haces: 

Toma un frasco de vidrio transparente, lávalo bien y déjalo secar.

Enciende la vela blanca, es la representación de la luz en tu vida. 


►Deja caer unas cuantas gotas de cera en el fondo del frasco o jarra e inmediatamente pega las 7 monedas en la cera, que queden bien fijas. Las monedas representan el dinero de tu hogar y de sus miembros.

►Agrega ahora los 7 pétalos de rosas, ya estén frescos o secos, es indistinto. Éstos representarán el amor de la familia y de las relaciones amorosas de sus miembros.

►Coloca luego las 7 semillas de manzanas, que representarán la salud de toda la casa y de sus integrantes.

Por último pon las 7 piedras pequeñas. Deben ser reducidas, preferentemente redondeadas, mientras más aspecto de bola redonda tengan es mejor, evita las piedras cuadradas, con vértices y aristas. Trata de escoger piedras bonitas, especiales, diferentes, llamativas, no importa si son claras u oscuras, los dos tonos servirán como catalizador profundo de las malas energías, absorbiendo toda negatividad y transformándola en energía limpia y favorable.

Si tienes a la mano, puedes usar cristales de cuarzo blanco, citrinos, amatistas u otros en lugar de las piedras comunes. Aparte se ven lindas. 

►Ahora en un recipiente mezcla una taza grande de arena limpia, de grano fino, con las cáscaras de ajo y las de cebolla, el romero, ruda o salvia que hayas decidido utilizar y la hierba del dinero que tengas, ya sea canela, albahaca o nuez moscada.

Mezcla todo hasta que se unifique e integre bien.

Coloca esa preparación en el frasco, encima de lo anterior, tratando de no sobrepasar la mitad del frasco.

►Pon ahora sobre la arena la piedra extra que conservaste.

Una vez que la vela ha terminado de consumirse, tira la cera a la basura y lleva el frasco a la puerta principal, puedes colocarlo del lado interno o en el exterior de la casa, decide eso según tu comodidad y posibilidades, cómo un adorno en una esquina, cerca de las plantas donde quieras pero cerca de la puerta. 

►Para que este catalizador de protección se mantenga activo y funcionando permanentemente, deberás colocar piedras de tanto en tanto dentro del frasco, pero de a una a la vez, y nunca más de una por día. Cada vez que encuentres un piedra bonita, que te guste o llame tu atención, la tomas y la colocas en el frasco, puedes hacerlo cada día o cada cierto tiempo, lo importante es ir llenando el frasco.

►Cada vez que necesites energía extra, cuando te sientas mal por algún asunto, cuando debas tratar cosas de dinero o trabajo, si tienes necedades económicas o de salud, si hay conflictos de relaciones o amorosos, cada vez que sientas que las energías decaen, toma el frasco en tus manos para trasformar la energía, dejándola en el frasco y tomando de él energía nueva, pura y beneficiosa.

►Una vez que el frasco se ha llenado hasta el tope de piedras, lo dejas allí y comienzas otro hechizo de protección total con un nuevo frasco, la vela y los mismos ingredientes.

La idea es ir llenando cada puerta y ventana de tu casa con ellos, de modo que haya sobreabundancia de energías y que en cada aposento de la casa se encuentre un catalizador funcionando. Las puertas internas de los dormitorios y salones, el baño, no es necesario cubrirlas con un frasco, sólo las puertas principales de entrada y salidas al exterior, ya sea la puerta principal, el garaje o el patio trasero.

Las ventanas interiores tampoco, sólo las que dan al exterior, siendo lo mejor tener un frasco colocado en el alféizar de cada una de ellas.


►También puedes hacerlo para tu negocio si lo deseas, colocando frascos en puertas y ventanas de manera similar. Y si consigues frascos lindos es un hermoso adorno a lo Feng Shui con todos los elementos.